San Prudencio: Trompetas, barriles y buena mesa

  • Trompetas, barriles y buena mesa

Los trompeteros y atabaleros volverán llamar a la fiesta a todos los alaveses al caer la tarde del
próximo 27 de abril. Lo harán con la retreta de San Prudencio, un toque medieval que da inicio a 24
horas de fiesta ininterrumpida en toda la provincia. El origen real de la retreta es incierto, pero se
cree que se utilizaba hace siglos para advertir a la población del cierre de las murallas al caer la
tarde en los días de fiesta. A finales del siglo XIX los toques de retreta se sucedían por las calles de
la ciudad el día 27 de abril. Pero desde los años 20 esta marcha militar suena solemne desde la
balconada del Palacio Foral y desde la Casa Consistorial.

Son nueve los toques de retreta, uno cada 15 minutos, y que preceden a la fiesta puramente dicha.
Tras la retreta llega el turno de la cena, especialmente en las sociedades gastronómicas, que llenan
el vientre para la posterior tamborrada.

Dos son los platos que no pueden faltar en ninguna mesa esa noche: Los Caracoles a la alavesa y el
revuelto de Perretxikos. Y es que si algo tiene San Prudencio es su estrecha vinculación con la
gastronomía.

  • La Tamborrada

Sin apenas sobremesa, a las 23:30 arranca la tamborrada, una fiesta llegada en 1975 desde San
Sebastián y que es una réplica a escala de lo que ocurre cada 20 de enero en Donostia. Al son de
barriles y tambores, las cantineras y las Majorettes desfilan por las calles de Vitoria, con numerosas
paradas en su recorrido.

De origen napoleónico, los barriles recuerdan al pueblo vestidos de cocineros, frente a los tambores,
llevados por los militares. Junto a ellos, los arcabuceros lanzan varias salvas a lo largo del recorrido.

El día 28 de abril los más txikis repiten este mismo ritual a lo largo de la tarde, cuando los
vitorianos comienzan a regresar de Armentia.

  • Zortziko y…¡a las campas!

El día 28 arranca ya a las 9 de la mañana en la Plaza de la Provincia, cuando los txistularis,
trompeteros y atabaleros interpretan el llamado Zortziko Álava, una composición desconocida para
la mayoría de los alaveses que, en su letra, habla precisamente de las tortillas de Perretxikos. El
Zortziko es el acto que marca el inicio de la Romería a Armentia.

La campa ubicada junto a la Basílica de Armentia es el eje de esta jornada de celebraciones, en las
que el mercado, los herri kirolak y la música animan a todos los alaveses a acercarse hasta allí. San
Prudencio se ha ganado, sin embargo, el apodo de santo meón, lo que provoca que, cuando le da por
llover, la asistencia de romeros evidentemente caiga.

San Prudencio es patrón de Álava desde 1645. Nacido en Armentia, llegó a ser obispo de Tarazona.
En la actualidad es venerado en una basílica románica que llegó a ser colegiata y sede episcopal en
sus inicios. Armentia estaba situada en un importante cruce de caminos durante la época romana, lo
que acrecentaba su valor estratégico.

  • Letra de la retreta de San Prudencio

Suena el tun, tun y con él la trompeta,
Es la retreta de nuestro patrón. (Bis).
Los alaveses, en este día, con alegría y con buena unión.Celebran fiestas a San Prudencio, a San Prudencio su patrón.
Suena el tun, tun y con el la trompeta,
Es la retreta de nuestro patrón. (Bis)

.

No Comments, Be The First!

Tu dirección de correo no será publicada.